El Pachuca Football Club existía, al menos, desde 1892

La historia fundacional del futbol mexicano sigue revelando sus secretos y los hallazgos más recientes al respecto nos invitan a imaginar cómo pudieron ser sus inicios. En las haciendas de Hidalgo se dio el hecho que se presenta como una de las evidencias documentales más antiguas y confirmadas que se conozcan hasta hoy sobre la práctica del futbol asociación en México, y además, ha surgido también una evidencia de que el Pachuca Football Club existía unos años antes de lo que se sabía. No data de 1900, ni de 1895, sino que el club hidalguense existió, al menos, desde 1892.

Debió haber sido una mañana placentera. Muy temprano, a las 8, “un gran concurso de damas, caballeros y niños, ataviados con sus ropas de gala”, se dio cita en la estación del ferrocarril de Pachuca, según reportó el diario The Two Republics desde la Ciudad de México.  Era el 1 de noviembre de 1892, y el grupo se disponía a celebrar la fiesta anual del Benevolent Club de Pachuca en un inolvidable día de campo. Los terrenos donde se daría el festejo estaban en la Hacienda de Chavarría, propiedad del industrial minero más acaudalado en la región, el inglés Francis Rule.

Los terrenos de la hacienda, reporta el Two Republics, fueron preparados especialmente para el entretenimiento del día: un partido de futbol.

“La primera parte del programa fue una práctica de futbol realizada por los jóvenes atletas de la colonia británica. Escogidos los equipos, comenzó el juego y tras desplegar su destreza y táctica por 15 minutos, los jugadores se ganaron un bien merecido descanso con el llamado al medio tiempo. Luego de una corta pausa, el juego se reanudó con vigor renovado y duró otros 15 minutos”. 1

El reporte del Two Republics, de 1892, toma una repercusión histórica. Es una de las primeras crónicas de futbol publicadas en la prensa mexicana. Y aunque el diario se imprimía en inglés, sus contenidos eran sobre el acontecer en México y se publicaba desde la capital de la república. Es además, es uno de los reportes más antiguos que se haya encontrado en el que se confirme la práctica del futbol asociación en México. Sin embargo, a pesar de la antigüedad del reporte, éste sugiere que el juego ya se practicaba en la región con cierta regularidad.

“La manera en que los miembros de la ya mencionada colonia jugaron, demuestra que no han perdido sus viejas aptitudes y vigor, y que si juegan contra el equipo mexicano, estos últimos verán su trabajo reducido y serán derrotados. Se vieron especialmente en ventaja los señores Rule, Abraham, Ludlow, Rabling y Rogers”, sigue el relato que redactó para el diario un asistente al festejo que firmó su crónica con las iniciales H.E.M.

La nota habla de un equipo mexicano. Quienes han estudiado los orígenes del futbol en México han señalado una y otra vez que en sus inicios, los británicos no dejaban jugar a los mexicanos, o que los mexicanos tardaron en adoptar la moda, esto último un patrón en todas las historias fundacionales de deportes extranjeros en México. Basándonos en la redacción de la nota del Two Republics, es difícil saber si realmente existía un equipo mexicano contagiado por la moda británica o si el autor de la crónica se deja llevar por el romanticismo del momento para imaginar lo que sería un duelo internacional. No se encontraron reportes adicionales en el diario que documenten la existencia de un equipo de mexicanos.

Aunque la nota no menciona el lugar exacto en el que se dio el festejo y la “cascarita”, las pistas que menciona son claras. Sobre el ramal del ferrocarril Pachuca, tras 15 minutos de trayecto se llega a la estación San José para luego caminar otros 20 minutos y, tal como describe la crónica, llegar así a Chavarría, la “hacienda de campo” que fue escenario de la celebración y del partido.

Otro elemento que aporta datos fundamentales es la inclusión de algunos apellidos de quienes jugaron en el partido, pues tanto el apellido Rule como Rabling aparecerían también, unos años después, en 1895, cuando se da la fusión entre el Pachuca Cricket Club, el Velasco Cricket Club y el Pachuca Football Club, para dar fundación al Pachuca Athletic Club. Varios miembros de la dinastía Rule, así como de los Rabling aparecerían en la mesa directiva del nuevo club. 2

Aquel Pachuca Football Club, que participa en la fusión de 1895, hoy lo sabemos, ya existía desde 1892, el año en que se da la “cascarita” en la Hacienda Chavarría.  Esto se confirma en la prensa del 2 de diciembre de 1892, cuando unas semanas después de reportar el festejo, el mismo Two Republics publica una carta enviada al editor por alguna persona que prefirió guardar el anonimato firmando solamente como X.Y.Z, pero que por el contenido de la misiva, parece ser un miembro inconforme del Pachuca Football Club, pues titula la carta con el nombre del club.

“Se realizará una junta pronto con el objeto de reorganizar este club que recientemente ha degenerado a un grado considerable. Esto debe atribuirse a la falta de energía de ciertos miembros del ya mencionado equipo. Podemos referirnos en particular a ciertos llamados jugadores de futbol que viven en las montañas y que son tan egoístas como para imaginar que sin sus temibles esfuerzos el club no podría más que expirar. Déjenlos deleitarse en el lujo de sus frívolas presunciones. Si no son tan necios como para aceptar consejos, les diría que demuestren con sus esfuerzos que son dignos de ser aceptados en este club y tomar en consideración el dicho de que los que hablan mucho generalmente hacen poco”. 3

Imagen

 

Fragmento del Two Republics del 2 de diciembre de 1892

 

 

Disputa por ser la “cuna del futbol mexicano”

En el debate por quedarse con el privilegio de ser la “cuna del futbol mexicano”, ha existido una disputa entre Pachuca y la población vecina de Real del Monte por tratar de definir en dónde se jugó primero y, a juzgar por el contenido de la nota, aquella disputa fraternal por la hegemonía ya se daba desde aquellas fases incipientes del futbol hidalguense. Cuando se refiere a los “jugadores de futbol que viven en las montañas”, parece un señalamiento claro a los habitantes ingleses que laboraban en las diversas minas que se explotaban en Real del Monte, población separada por no más de 20 kilómetros de distancia en las montañas que se elevan a un costado de Pachuca.

Es decir, cuando se dan los primeros reportes periodísticos documentando la existencia del futbol en la región, tanto Pachuca como Real del Monte parecían estar ya familiarizados con el juego y tener cierto grado de organización como para formar un club.

La actual versión del Club de Futbol Pachuca que juega en la Liga MX reconoce como su fecha oficial de fundación el 28 de noviembre de 1901, pero es una fecha que no ha estado ajena a la discusión y también a la revisión. El historiador Carlos Calderón Cardoso aseguró, en una columna publicada en el portal Mediotiempo, que esta fundación ocurrió un año antes “en el mes de noviembre del año 1900, un sábado por la tarde. Meses después, a principios de 1901, el equipo se daba a conocer a la sociedad y se declaraba listo para dar origen a un torneo, el primero en nuestro país, promoviendo la creación de nuevos equipos y de una liga de futbol” 4. Sin embargo, en marzo pasado, el propio Calderón Cardoso encontró una edición del diario Mexican Herald, fechada el 6 de octubre de 1895 en la que se consigna la fusión de los tres clubes ya referidos que dieron origen al Pachuca Athletic Club y revisa el año de fundación de 1900 a 1895.

Sin embargo, los diarios antiguos siguen guardando secretos y el autor de este artículo encontró en el Two Republics de 1892, tanto la crónica de la “cascarita” en la Hacienda de Chavarría como la evidencia que prueba la existencia del Pachuca Football Club desde 1892.

Aquellos eran años de viralidad incipiente para el futbol. Las políticas de industrialización impulsadas por Porfirio Díaz atraían la inversión en diversos ramos. Con la llegada de estas colonias extranjeras, con todo y sus costumbres, se impulsaba también la proliferación de sus deportes, como el béisbol, el tenis o el golf. Así llegaron nutridas colonias de ingleses a distintas partes del país, para trabajar en distintos ramos, pero en Hidalgo se instalaron principalmente en la minería.

Esa influencia, sin embargo, no sería exclusiva de Hidalgo. Para 1893, el mismo periódico Two Republics reportaba la inauguración de un club atlético en Puebla y aseguraba que sus miembros estaban listos para retar a la Ciudad de México y a Pachuca en “juegos de béisbol, futbol y cricket”. Lo mismo ocurrió en la Ciudad de México con la creación del Reforma Athletic Club en marzo de 1894. 5

Con el ocaso del siglo XIX, el futbol asociación tomaba fuerza en México. Con el cambio de siglo llegaría el futbol más organizado, más competitivo que recreativo. En los periódicos empezarían a aparecer las crónicas de las ligas y ya no las cascaritas. El futbol, en México, terminó por echar su raíz.

 Fuentes de consulta:

1. The Two Republics. “Annual Picnic of the Benevolent Club”. 8 de noviembre de 1892.

2. Información contenida en la edición del 6 de octubre de 1895 del diario Mexican Herald, investigada y divulgada por Francisco Coca Salinas y Carlos Calderón Cardoso.

3. The Two Republics. “Pachuca Football Club”. 2 de diciembre de 1892.

4. Calderón Cardoso, Carlos. “Pachuca, la cuna del futbol”. http://www.mediotiempo.com/futbol/editoriales/carlos-calderon/2007/06/pachuca-la-cuna-del-futbol

5. The Two Republics. “Puebla Athletic Club”. 19 de Julio de 1893.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s